Limpieza de viviendas, propiedades o del lugar de trabajo con Desprogramación Akáshica

El lugar donde vivimos y trabajamos tiene su propio registro energético, por esto es tan importante que esté bien limpio a todos los niveles. Un casa limpia es a la que entras y se siente un “hogar”, es una oficina donde tienes ganas de trabajar y no peso y obligación.

Hacer esta limpieza implica que el proceso que estás llevando a cabo con tu lectura y eliminación de bloqueos sea fluido, además todos los que viven en la casa se benefician de ello.

Para limpiar una casa, una propiedad que quieras vender o un lugar de trabajo se solicita encontrar el Registro Akáshico mediante la dirección, (igual que en tí con tu nombre y fecha de nacimiento), medir cual es el índice de energía negativa que tiene el lugar, identificar los bloqueos que tiene y que normalmente coinciden con lo que tiene la persona y a partir de allí se procede a la limpieza.

La mayoría de las veces se da como sugerencia colocar piedras o gemas específicas para tu espacio ya que la energía que emanan elevan la energía más rápidamente y de esta forma se hace un proceso conjunto.

Además de la energía negativa elevada (esto es normal en todos los lugares la primera vez que se mide ya que no sólo influye lo que cada uno puede tener sino la electricidad, wifi y demás interferencias electromagnéticas) los bloqueos que se pueden encontrar en una vivienda, negocio o propiedad son portales energéticos abiertos (estos se producen por los cruces de líneas geomagnéticas) remanentes energéticos de otras épocas y/o personas que hayan vivido antiguamente allí, mallas etéricas, etc.

Cuando se realiza una limpieza energética, cambian los aires, duermes más tranquilo y por consiguiente descansas y esto beneficia a tu salud; estas nuevas vibraciones cambian para mejor tu estado de ánimo.

Por esto, si hay bella energía obtendrás un hermoso espacio.

BaZi o los cuatro pilares del destino

Una Carta BaZi es el 33% del TODO, la energía del cielo con la que naciste, es como tu ADN metafísico que queda plasmado de forma invisible en la persona en la hora, día, mes, lugar y año de nacimiento. Su correcta interpretación permite a las personas saber qué energías estaban presentes en ese momento y propiciar las energías benignas y saber sortear las nocivas. Estas energías están basadas en los cinco elementos: Agua, Madera, Fuego, Tierra y Metal.

La metafísica china y oriental plantea que todo lo que existe en el universo está referido a uno de los cinco elementos en sus fases yin o yang, todo es dual y la aspiración es llegar a la unicidad. Para lograr integrar esta dualidad, abrazar la sombra nos podemos ayudar de los cinco elementos, las carreras, negocios, actitudes, partes del cuerpo, hobbies, carácter, etc, pertenecen a uno de ellos y para estar alineados con nuestro propósito y misión de vida, tenemos que saber cual nos beneficia y cuál nos perjudica; es como jugar con estrategia para lograr armonía, prosperidad y sin esfuerzo.

El sistema BaZi o Cuatro Pilares del Destino plantea reconocer en los diferentes períodos, ciclos de 10 años, todo lo que te puede llegar a suceder si dejas transcurrir tu destino tal cual, es más en china se utilizan como regalo de nacimiento para el bebé, para que sus padres sepan cómo guiar su camino.

Aplicando conocimiento y conciencia se logran minimizar los efectos o sucesos negativos y caminar por un sendero suave y con las menores piedras posibles.

Estos lineamientos están dados a partir de la relación que guardan entre sí los troncos y las ramas de una carta BaZi – los troncos son los elementos en sus fases yin y yang, y las ramas son los signos astrológicos que contienen también elementos yin o yang.

Como ejemplo una persona que nace en 1967 sabrá que es Cabra de Fuego yin, pero este solamente es el pilar del año. Hay otros tres pilares, fundamentales el del mes, el del día y el de la hora, cada uno con su tronco y rama que hay que saber interpretar.

Entre los signos astrológicos chinos hay relaciones de compatibilidad, combinaciones, choques y penalidades. Un signo Cabra por ejemplo choca con el Buey, y es penalizado por la Rata. Estas relaciones se interpretan como retrocesos, obstáculos o problemas, o incluso peligro o riesgo de muerte.

Todo depende de los elementos benéficos y no benéficos para la persona y el “juego” que se arme entre ellos en un determinado año o período de la suerte.

¿Ya has pensado con cuál de las técnicas conectas para por fin lograr armonía en tu vida?

No Comments

Post A Comment

WhatsApp ¿Tienes una pregunta? Hablemos por Whatsapp...